viernes, 27 de febrero de 2015

Fabada asturiana

Me gustan muchos blogs, cada vez hay más y muy buenos, pero si hay una bloguera de referencia para mi es Esther Clemente, la sigo desde hace mucho tiempo y sus recetas nunca me han defraudado. Hace un tiempo que es componente del grupo de  editores de Directo al Paladar, y estos nos sorprendieron con la edición de su libro, que pronto celebrarán un año de su publicación. Esta receta forma parte del recetario.

La fabada es un plato contundente, pero con los fríos que todavía nos está haciendo apetece este fantástico plato de cuchara, os aseguro que vais a entrar en calor. Necesita 3 horas de preparación, pero su elaboración es muy simple, sólo tenéis que haceros con unas buenas fabes y un buen compango

El compango es la composición de chorizo, morcilla y tocino.

Fabada asturiana
Ingredientes
para 4/5 personas
500 gr de fabes de la Granja
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
2 chorizos
2 morcillas asturianas
200 gr de tocino
200 gr de lacón salado
1 hoja de laurel
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de pimentón dulce
agua mineral de botella
sal


Preparación

La noche anterior, ponemos en un bol amplio las fabes cubiertas de agua. En otro bol más pequeño dejamos el lacón en remojo con agua fría, para que vaya desalando.

Al día siguiente echamos las fabes en una olla de fondo grueso, añadimos los ajos pelados, la cebolla entera pelada, las 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la hoja de laurel y la cucharadita de pimentón, cubriremos con agua mineral de botella, dos dedos por encima de las fabes y las llevamos a ebullición.

En un cazo ponemos las carnes (chorizo, morcilla, lacón y el tocino) a hervir, de este modo soltarán un poco de su grasa y cuando las añadamos a la olla junto con las fabes no aportarán tanta grasa al guiso. Os lo recomiendo por qué se nota. Reservamos.

Cuando arranque el primer hervor, vertemos un poco de agua mineral fría, para cortar la ebullición, esto se llama asustarlas, en este momento añadiremos las carnes que teníamos reservadas. Esta operación (asustar las fabes) la repetiremos dos veces más.

Cuando hayamos asustado las fabes por tercera vez, bajaremos el fuego a medio-bajo y dejaremos hervir durante 3 horas, iremos espumando las impurezas que suben a la superficie, y vigilando la olla, para que no se quede sin caldo, de ser así añadiremos entonces agua hirviendo, para no parar la cocción de las fabes.

Cuando falte poco para terminar la cocción de las fabes, comprobamos el punto de sal y rectificamos. No antes.

Dejamos reposar y servimos.

Nota: yo a media cocción retire la hoja de laurel, para que le diera sólo el punto de sabor.

Fabada asturiana-cocinando.con-neus


Espero que os guste